Inicio > Noticias > Vacuna creada en México dice “curar” ...

Vacuna creada en México dice “curar” virus del papiloma humano


  • Científico mexicano de la UNAM desarrolla vacuna terapéutica contra el virus de transmisión sexual
  • Carole Joseph
    julio 11 de 2005. En el tercer piso del edificio del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Ciudad Universitaria, al final de un extenso pasillo, se encuentra el pequeño laboratorio del doctor Ricardo Rosales Ledesma. El científico apenas levanta la vista de un tubo de ensaye con un líquido rojizo para recibir a la reportera de NotieSe. Inicia la charla con una tenue sonrisa y la confesión de que, como buen científico, suele sumergirse en sus proyectos: “Son tantas cosas que tengo por hacer que a veces olvido otras”. El biólogo mexicano es el creador de una investigación prometedora. Nada menos que una vacuna biológica contra el virus del Papiloma Humano (VPH).

    Adscrito al Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM y premio Canifarma 2000, otorgado por la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica, Rosales cuenta con un doctorado en Biología Molecular por la universidad Luis Pasteur en París y formó parte del equipo de investigación del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos.

    El virus de transmisión sexual es incurable y muy frecuente. Se estima que uno por ciento de la población mundial sexualmente activa tiene verrugas genitales, mientras que alrededor de diez por ciento de la población serían VPH positivos, pero asintomáticos. Se calcula que, aunque no lo desarrollen, 60 por ciento de la población ha estado expuesta a algún tipo de virus del papiloma humano. En Latinoamérica el VPH 16, considerado de alto riesgo de desarrollar cáncer cervical, es uno de los más frecuentes. En el mundo se tiene el reporte de 460 mil nuevos casos de mujeres infectadas cada año.

    Hasta el momento se han identificado 100 diferentes tipos de VPH, 17 de ellos agresores de las células del cerviz. Otros generan condilomas, lesiones causantes de tumores, así como verrugas, que no son de extrema gravedad.

    La vacuna biológica desarrollada en México, conocida como MVAE2, combatirá la infección que en México, cada año, es diagnosticada a aproximadamente tres mil mujeres. Al mismo tiempo, anualmente se registran cinco mil muertes femeninas provocadas por cáncer cérvico-uterino.

    Vacuna terapéutica y vacunas preventivas

    Oncovac, nombre comercial de la vacuna terapéutica, es resultado del trabajo con más de 200 genes, entre ellos uno del virus del papiloma, y es fruto de un esfuerzo de 12 años iniciado por Rosales en Estados Unidos. En ese país, el investigador trabajó con el virus de la vaccina MVA Ankara (Modified Vaccinia Ancara MVA), el mismo que sirvió para crear la vacuna contra la viruela. Rosales modificó genéticamente ese virus para contrarrestar el VPH, con la introducción del gen E2 del VPH. “Es un virus (el MVA Ankara) atenuado que es inocuo para el ser humano y permitirá generar células capaces de destruir el virus y las células tumorales que lo contienen”. asegura.

    De esta forma, se incita al sistema inmunológico a dar respuesta al virus, lo que eliminará las lesiones y hará que se generen anticuerpos que evitarán nuevamente la proliferación del VPH.

    Laboratorios, como Merck Sharp & Dohme y GlaxoSmithKline, han desarrollado vacunas con base en síntesis química. La diferencia de esas vacunas y la MVAE2, de acuerdo con Ricardo Rosales, consiste en que los productos de los laboratorios internacionales son exclusivamente preventivos. Es decir, sólo son capaces de neutralizar la acción del VPH antes de que se incube en el organismo.

    El objetivo de los estudios hechos entre 2003 y 2004 por los laboratorios fue determinar la eficacia de su vacuna para prevenir la infección y, de manera secundaria, prevenir la infección persistente, bloqueando las sustancias moleculares que permiten desarrollar el VPH. “Tales vacunas trabajarán como un producto preventivo y como neutralizadores de la enfermedad, sin proporcionar una curación a las personas ya afectadas”, señala.

    Rosales asegura que su vacuna va más allá, por ser terapéutica. “Sirve como tratamiento. Si la persona ya tiene el virus o una lesión de tipo precancerosa, esta vacuna es capaz de eliminarlos y, después del tratamiento, la persona quedará protegida y generará defensas contra los virus y contra las células que tienen el virus”.

    La MVAE2 eliminará las lesiones precancerosas, a la vez que protegerá al organismo de nuevos ataques del VPH. Su acción comenzará en el momento justo de la aplicación. “La vacuna MVAE2 es una terapia, serán seis inyecciones semanales que se aplicarán directamente en la lesión”.

    Fases de investigación
    La vacuna inició pruebas clínicas en seres humanos desde 1998, cuando se aplico una prueba de seguridad en 172 pacientes del Hospital Juárez de la Ciudad de México. La fase II inició en 2001. Dicha prueba de eficacia incluyó a pacientes con lesiones precancerosas de una clínica del IMSS de la ciudad de México. Después de dos años de revisiones las mujeres no reincidieron en la enfermedad. La última fase, fase tres, se aplicó en aproximadamente en 500 personas con cáncer in situ (pequeñas lesiones cancerígenas).

    Hasta ahora, Oncovac sólo ha sido efectiva exclusivamente cuando las mujeres son portadoras del VPH y presentan lesiones pre cancerosas. “Aún no hemos trabajado en cáncer invasor, pensamos trabajar en eso, pero necesitamos concretar esta vacuna primero. Además depende del dinero, no es sólo cuestión de tener el proyecto”, explica Rosales, quien recibió apoyo para finalizar su investigación de instituciones como el Conacyt y la UNAM.

    La vacuna MVAE2 es una terapia que se aplicará directamente en la parte afectada a través de inyecciones en la lesión (cuello del útero) durante seis sesiones semanales. Cuando la proteína sea reconocida por el sistema inmunológico del paciente se generarán anticuerpos y células específicas que serán capaces de destruir el virus o las células tumorales que lo contienen. “Es impresionante ver como un cuello uterino lleno de lesiones, luego de poner la inyección, sesión tras sesión, se va deshaciendo de la enfermedad hasta que queda completamente limpio”, cuenta el doctor Jorge Estrada, director de la empresa Organización de Reactivos Biológicos e Inmunología (ORBI), laboratorios encargados de la producción y comercialización de la vacuna.

    Lanzamiento al mercado
    El laboratorio mexicano ORBI, asegura Estrada, trabaja en una estrategia global de estudios de factibilidad y de calidad en distintas partes del mundo para comercializar el fármaco en todo el mundo. “Los estudios de mercado involucran desde el costo de beneficio social y también la rentabilidad del proyecto y la posibilidad de efectuar no sólo una producción local sino de importación”, asegura.

    En México, el laboratorio está por solicitar el trámite de registro ante la Secretaría de Salud. “Queremos que cada revisión de la producción de MVAE2 pase la prueba perfectamente”, dice Estrada, quien a raíz de este proyecto, creó en sus laboratorios un área de investigación que dará cabida a jóvenes científicos para que desarrollen sus propios proyectos.

    El laboratorio, en conjunto con el doctor Rosales Ledezma, se prepara para explotar la vacuna durante los próximos 7 años duración de la patente. Una vez obtenido dicho registro, asegura Estrada, se procederá a realizar los últimos estudios clínicos Fase III en otros países, para lo cual planean establecer alianzas con algún laboratorios extranjero. “El doctor Rosales ha publicado cada punto de su investigación, de tal suerte que es muy probable que en al término de estos siete años de patente se tengan otras opciones y hayan otras vacunas”, agrega.

    Para Estrada, el proyecto a corto plazo es que la vacuna sea distribuida no sólo en el sector privado, sino que también sea incluida dentro de los programas de salud gubernamentales. “Queremos presentar nuestro producto y que sea aprobado y aplicado al programa de prevención del cáncer cérvico-uterino”.

    El director de los laboratorios ORBI destaca que el costo de la MVAE2 será similar al de otras vacunas que aplica la Secretaría de Salud, inferior a los de tratamientos como la ‘crioterapia’ (congelación del área afectada), la ‘electro fulguración’ (quema del tejido anormal), y el láser (cirugía con luz de alta intensidad), procedimientos que contrarrestan parcialmente la manifestación de la infección por VPH.

    * www.notiese.org

    Suplemento Letra S

    No. 221 | diciembre 04 de 2014
    La lucha por un parto digno. Todos aquellos procedimientos o acciones que obstaculizan la capacidad de decisión de las mujeres en las etapas del embarazo, parto y puerperio se conocen en su conjunto como violencia obstétrica.
    México 2014. NotieSe, Agencia especializada de noticias.
    Canarias 45 Col. San Simón Ticumac C.P. 03660,México, D. F.
    Tel.: (55) 5532-2751
    Desarrollo web por Alexandría, Consultoría Informática
    Comentarios y Sugerencias al Webmaster